Debido a las vacaciones de agosto, el tiempo de entrega puede extenderse a 9-10 semanas. Si tiene alguna pregunta, póngase en contacto con nosotros a través de WhatsApp. Disculpe las molestias.

¿Cómo escoger el tamaño de cama perfecto para mi hijo?

Una duda muy frecuente que puede surgir a la hora de comprarle una cama nueva a nuestros hijos es cuál es el mejor tamaño de cama para niños.

Ante esta pregunta, no hay una respuesta única, ya que puede depender de numerosos factores, pero desde Minicama os vamos a dar unas pautas para ayudar a la elección del mejor tamaño de cama para los más pequeños de la casa.

¿Y si tenemos en cuenta el nivel de desarrollo?

Un factor a tener en cuenta es la etapa evolutiva en la que se encuentre el niño y su nivel de desarrollo. 

Si el paso se va a hacer desde la cuna, puede ser aconsejable elegir una cama de tamaño más pequeño, como de 140 cm, para que, de ese modo, el niño se sienta más seguro y recogido. 

Mueble Montessori
Mobiliario Infantil Montessori

Y ante el paso de una cama pequeña a una grande, de 180 cm a 200 cm, dependerá también mucho del niño. Habrá algunos que el aumento de espacio no les suponga ningún problema o, al contrario, lo agradezcan porque sean niños que se muevan mucho y en la cama pequeña se dieran con la pared, el cabecero o se quedarán muy al borde de la cama. 

Por el contrario, habrá niños que necesiten un espacio más recogido para descansar bien, con lo que sería mejor retrasar ese cambio. 

En definitiva, nadie mejor que los padres para saber cómo se comporta vuestro hijo a la hora de dormir y el punto evolutivo en el que se encuentra.

¿Cama sólo para dormir o para algo más?

Otro punto a tener en cuenta es si queremos espacio para acostarnos con él en la cama y compartir momentos de juegos y lecturas, o bien sólo se utilizará para que el niño duerma. Esta puede ser una de las razones por las que nos decidamos por un ancho y otro. 

Por ejemplo, hay padres que en el diseño del dormitorio de sus hijos, dan mucha importancia a la cama pues también la consideran un espacio de ocio, un sitio donde el niño pueda jugar o disfrutar leyendo y por eso, se decidan por una cama más grande. 

Por el contrario, hay padres que la consideran simplemente como un espacio de descanso, y prefieren una cama más corta o estrecha para ganar suelo libre o para poner más mobiliario, como percheros, librerías, etc. 

¿Qué espacio tengo disponible?

Y otro factor que tampoco se puede olvidar, es el propio espacio físico de la habitación. En este punto, la multitud de tamaños que ofrecemos en Minicama y la posibilidad de hacer los muebles a medida, puede ser una gran ayuda. 

Cama Tipi montessori de Minicama
Cama Tipi Montessori a medida

Y para aquellos padres que necesiten un consejo en medidas más concreto, como guía os podemos decir que un niño de 6 años mide, como media, unos 120 cm, con lo que, hasta esa edad, puede estar recomendada una cama de 140×70, por ejemplo. Del mismo modo, hasta los 10 años, con una media de 140 cm, puede estar recomendada una cama de 160×80. 

Pero sea cual sea la elección, nuestras camas no tienen límite de edad y el somier aguanta unos 100 kg en reposo, así que no tienen más que tumbarse y… ¡a soñar!